El que tiene un pueblo, tiene un tesoro.


Compartir:

El año pasado por estas fechas nos invitaron a participar en la I Fira d’estiu d’Alfarrasí, mi pueblo natal. Andrea estaba entusiasmada, pero reconozco que lo primero que pensé es “nadie es profeta en su tierra”. Y tampoco acababa de entender el entusiasmo de Andrea por participar en la feria de verano de mi pueblo, una iniciativa que era la primera vez que se iba a organizar en Alfarrasí, con una población que ronda los 1.200 habitantes.

Lo cierto es que con mis idas y venidas he vivido mucho tiempo fuera del pueblo y algo desconectadilla estaba… Ya he perdido la capacidad que hay en los pueblos de conocer a todo el mundo por el mote, o por el hijo de tal… aunque eso de saludar por la calle a todo el mundo no me costó nada recuperarlo, cuando hace unos años, me instalé de nuevo aquí, porque es algo que me encanta, y que me costó años no hacerlo cuando me fui a vivir a la “gran ciudad”, saludaba a los del paso de peatones, la parada del bus y a todo el que me cruzaba, el desconcierto era grande, como os podéis imaginar.

Me equivoqué con lo de ser profeta, y es que los pueblos es lo que tienen, que en realidad todos los vecinos son como una gran familia, y la decisión de Andrea fue la mejor, pues a parte de la gran acogida que tuvo Tomate de Mar, la gente es estupenda, y fueron unos días inolvidables. Tanto que a partir de ese momento, Andrea que es de Alcoy, se declaró hija adoptiva de Alfarrasí. Su sueño de tener pueblo, se había cumplido!! Y después de la feria de este año seguro que ya tiene un mote como La Xica d’Alcoi, La Alcoyana…

Este año se celebraba la II Fira d’Estiu d’Alfarrasí y nos faltó el tiempo para apuntarnos a la fiesta, porque la verdad es que es una fiesta. Eso sí a diferencia del año pasado, la ola de calor nos ha pillado en plena feria, menos mal que la organización colocó unos pulverizadores de agua, para refrescar la zona, y algo aliviaban. Aunque nosotras ya habíamos sido precavidas y llevábamos nuestro propio “flú flú”.

Hubo verbena la Noche de San Juan, exposición de coches y motos antiguas, petardos, atracciones para los niños, comercios del pueblo y de la zona, con stands preciosos pero sobretodo gente, jóvenes, familias, señoras que nos preguntaban por qué no hacíamos ropa más grande, y niños que venían a coger los caramelos de nuestro stand.

Queremos agradecer a todos los que a pesar del intenso calor vinisteis a visitarnos, a toda la gente del pueblo que se volcó y a la organización, porque un año más habéis formado parte de nuestra pequeña historia y esperamos que sigamos disfrutando de “nuestro pueblo” ¡¡¡muchos años más!!!

¡GRACIAS!!

FERIA-1

 

 

Compartir:

Submit a Comment